La envolvente del edificio: el factor clave para la arquitectura sostenible

La envolvente del edificio: el factor clave para la arquitectura sostenible

Arquitectura sostenible: La envolvente con mayor eficiencia energética

La envolvente del edificio: Descubre porque su diseño y construcción son fundamentales para la eficiencia energética y el confort térmico de los edificios.

Venta y precios de Láminas Galvanizadas

MÁS DE 30 AÑOS SIRVIENDO A NUEVO LEÓN

Mucho se habla en estos tiempos de la construcción sostenible, pero ¿Sabes cuál es el objetivo de esta corriente y cómo se aplica a las edificaciones? 

Hoy conocerás algunos datos interesantes, así qué es la envolvente del edificio, y por qué es un factor clave para una arquitectura sostenible.

El nuevo modelo de la arquitectura y la ingeniería civil, está enfocado en diseñar y construir edificaciones sostenibles a través de envolventes que redunden en una mayor eficiencia energética, bienestar humano y menor impacto al medio ambiente. 

Una propuesta de 3G Aceros para conocer las nuevas tendencias en la industria de construcción.

Sigue con nosotros, y descubre qué son las envolventes arquitectónicas y su importancia en la construcción. 

Una elección que va más allá del diseño, porque es un elemento fundamental para la habitabilidad, además de cumplir un papel importante en las construcciones sustentables

¿Que es una envolvente de edificio?

Una envolvente del edificio o de arquitectura, se refiere al elemento elegido por el arquitecto o ingeniero para recubrir una edificación, que a su vez sirve como medio de protección contra los factores externos al tiempo de mejorar el bienestar de sus ocupantes

Se infiere entonces, que la envolvente de un edificio se compone de preferencia de materiales compatibles con el lugar donde será construido. La razón de tal decisión es para que dicha edificación soporte las condiciones climatológicas a las que será expuesto. 

Sin embargo, la protección ante los factores externos no es la única función de la envolvente del edificio, puesto que muchas envolventes se convierten en un ahorro energético importante. De allí que suele  denominarse la piel del edificio, una piel que hace que sea una construcción o arquitectura sostenible.

La arquitectura sostenible es aquel diseño que permite que cualquier elemento urbano o arquitectónico usado en la construcción, además de satisfacer las necesidades presentes, garanticen el bienestar de futuras generaciones, minimice el consumo de energía, agua y residuos asociados a los edificios en las ciudades.

Importancia de la envolvente

La envolvente de un edificio representa uno de los factores más importantes que debe considerarse en una construcción, puesto que protege la edificación de los efectos del exterior conforme a sus características; es decir, si el objetivo es ganar o perder calor por ejemplo.

Una envolvente adecuada y aplicada directamente al clima, es muy atractiva económicamente, ya que reduce el gasto por consumo energético del edificio. Esto puede ser a través de sistemas de climatización, sea de calefacción o aire acondicionado.

3G Aceros distribuidores de aceros recubiertos

¿Qué se considera envolvente del edificio? 

En general, una envolvente de edificio es todo aquello que está en contacto con el exterior, desde muros exteriores, techos y pisos en suelo firme. Inclusive, se pueden observar paredes/muros (envolventes verdes), seguro los has visto y quisieras tener uno, porque genera un ambiente bioclimático lindo y natural.

Una corriente en tendencia en la llamada arquitectura bioclimática, que usan entre otros elementos envolventes, la propia naturaleza y demás materiales naturales, espacios donde es frecuente observar paredes verdes.

Características de las envolventes de edificios

Por su parte, las características de la envolvente se adquieren conforme al tipo de material que se use en su construcción. Por lo tanto, pueden ser opacas (masivas) y no opacas (traslúcidas); dentro de las opacas se pueden mencionar:

  • Muros.
  • Techos.
  • Pisos. 
  • Puertas exteriores.

En tanto, califican como envolventes de edificios no opacas las que se mencionan a continuación:

  • Ventanas.
  • Domos.
  • Tragaluces o claraboyas.

Balance adecuado entre ventanas/muros

Una de las principales características que debe considerarse al momento de elegir una envolvente de edificio, se refiere a la proporción de entre ventana/muro. Es decir, deben tener un adecuado balance en ambos elementos, en cuanto al tamaño de las ventanas o superficies traslucidas, con respecto al resto de la fachada.

La envolvente como estrategia de arquitectura sostenible, conlleva a realizar un buen análisis y diseño previo de estos elementos (ventanas/muros). 

Al tener un adecuado balance, se optimiza la iluminación y ventilación natural, además de minimizar la transferencia de calor no deseado, lo que redunda en la reducción de energía.

Disposición y tamaño de las ventanas

A través de las ventanas se transmite calor al edificio en mayor proporción que en los muros; siendo por tanto, el eslabón más débil en la envolvente de la edificación. Ello se debe a que el vidrio resiste menos el flujo de calor que otros materiales usados en la construcción.

Por lo tanto, el calor fluye 10 veces más rápido en una ventana que en un muro normal o aislado adecuadamente. Siendo una de las razones del porqué la arquitectura sostenible no es muy amiga de los edificios muy acristalados, ya que proyectan mucho calor hacia el interior, lo que requiere gastos adicionales para mantener el confort en su interior.

  • Establecer el tamaño ideal de las ventajas

Para establecer o calcular la proporción de las dimensiones ideales de las ventanas/muros es muy simple, ya que sólo requiere aplicar una regla de tres, para establecer la cantidad de acristalamiento en proporción a las ventanas/muros.

Para ello se divide el área específica del acristalamiento por el total del muro/pared de la fachada, incluyendo el área que tendrá dicho acristalamiento.

Cabe destacar, que en el cálculo no se considera la parte interna, como los pretiles y demás marcos internos.

No es un capricho, muchas normativas y certificaciones sugieren estos parámetros, cuyas variables pueden ser distintas según el clima y lugar donde se construye el edificio, aunque se establece que el acristalamiento/ventanales no debe superar el 50% de dicha edificación.

Esta recomendación puede variar por solicitud del cliente, por las vistas o gusto personal.

Sin embargo, este tipo de envolvente de edificio requiere adoptar otras estrategias adicionales para controlar el flujo solar para poder cumplir con la eficiencia energética que se desea, pudiendo ser un doble acristalamiento u otro sistema especial. 

Coeficiente de ganancia solar

La eficiencia del vidrio de las ventanas se puede mejorar, instalando vidrios de control solar o bien, aplicando una película que mitigue la penetración de la energía solar.

Para determinar la eficiencia del vidrio, se usa el factor de ganancia solar (g) o solar heat gain coefficient (SHGC), que no es otra cosa, que la relación entre la energía solar que traspasa una superficie transparente y la que incide sobre la misma. Donde el factor g/SHGC representa un dígito adimensional entre 0 al 1

Mientras más bajo sea el factor g, menos energía (sol) atravesará el vidrio. Un factor solar de 0,30 permitirá el ingreso de un 30% de energía solar. Es decir, que no es tan importante el tamaño de la ventana en sí misma, sino el tipo de material envolvente que se use, para ganar + o – luz solar.

La envolvente del edificio: propiedades de los materiales

Para proponer la mejor estrategía de arquitectura bioclimática o sostenible, es importante conocer y establecer las características de los materiales que se usarán como envolventes en la construcción.

De hecho, la envolvente guarda mucha relación con los materiales, solo que esta última se enfoca en las características sustentables, ciclo de vida, etc. Veamos algunas de ellas:

Reflectividad

La reflectividad en los materiales envolventes de edificios se asocia a los colores, por ejemplo, los tonos oscuros reflejan menos el calor que los claros. Por lo cual, en un clima cálido, un color claro puede aportar mayor reflectividad, por ende, menor necesidad de enfriamiento.

Esta propiedad aplica por igual, a espacios con ventilación natural o artificial. Al bajar la temperatura artificial del techo o muro, igualmente se puede reducir el efecto isla calor mientras aumenta la vida útil del material.

  • ¿Cómo usar los colores para aprovechar la energía solar?

La reflectancia solar o albedo es la fricción de la energía solar que se refleja, y la emitancia es la capacidad de la superficie para irradiar el calor recibido. En tanto, el índice de reflectancia solar (SRI), se refiere a la combinación de la reflectancia y la emitancia térmica

Dicho índice SRI es un parámetro que señala la capacidad de un material envolvente para reflejar el calor solar. Son conceptos que deben manejarse para elegir los colores adecuados para el envolvente del edificio, por ejemplo: 

  • Para climas cálidos: aquellos colores muy reflectivos contribuyen en la reducción de la ganancia de calor, y con ello las necesidades de usar climatización. En este caso se sugieren colores con un SRI de rebote alto, al menos de 70%, cuyos colores son los claros como el blanco o terracota.

  • Para climas templados: lo más conveniente es usar acabados o envolventes con un SRI medio, es decir, entre un 40 a 70%. Los colores del envolvente para techos por ejemplo, que reciben grandes cantidades de radiación solar directa, igualmente optar por colores claros o cálidos como el caso anterior.

  • Para climas fríos: los colores que se sugieren en los envolventes de edificios, son los acabados con SRI bajo, es decir, menor al 40%. Los colores más recomendados son los oscuros para absorber la radiación solar, como la masa térmica para almacenar el calor y aprovecharlo por la noche.

A mayor IRS, mayor será la reducción de la ganancia solar al interior. Este factor se mide en una escala entre 0 y 1, donde 1 es el más reflectivo.

Empresa distribuidora de laminas, aceros y perfiles monterrey (1)

Masa térmica

La masa térmica como bien se señaló, tiene la capacidad para capturar la energía del sol, almacenarla y usarla durante las noches frías. Cuyos materiales más comunes son el bloque, adobe, ladrillo, concreto, blok, tierra compactada, paca de paja, etc, su elección requiere conocer las propiedades de cada uno de ellos.

El uso adecuado de la masa térmica como envolvente del edificio, puede ser muy beneficioso y confortable en términos de costos por calefacción o enfriamiento, pues, son estos sistemas los más costosos en cualquier edificación.

En cualquier caso, optar por uno u otro material dependerá del clima y necesidades existentes (aislamiento del calor o frío), en cuyo caso, es necesario conocer las propiedades y características de los materiales a emplear.

  • ¿Cuándo usar la masa térmica?

Para optar por la masa térmica como envolvente de una edificación, debe existir una gran oscilación del calor durante el día, por ejemplo, unos 10ºC en la mañana y en la tarde de 20ºC, con sus excepciones en climas extremos:

  • Mayor de 10ºC: deseable.
  • Entre 7 y 10ºC: útil, según el clima.
  • Menor a 6ºC: insuficiente.

Por ejemplo, en climas fríos donde se usa calefacción complementaria, los ambientes se benefician de una construcción de masa térmica, indistintamente del rango de oscilación diurna. 

En climas tropicales con temperaturas diurnas entre 7 y 8ºC, la construcción con masa térmica puede ser poco confortable, salvo que tenga un diseño de sombras y aislamiento cuidadoso.

De allí, que la masa térmica es más común en envolventes de edificios en regiones frías y secos, donde hay muchas variaciones de temperatura, siendo por tanto, una excelente opción para la arquitectura sostenible. Y si hay humedad, debe agregarse otro componente, como un material aislante.

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

3G Aceros distribuidores de aceros recubiertos
  • Masa térmica en climas extremos

En la construcción de muros con alta masa térmica, es de mucha utilidad porque favorece el confort con las temperaturas diurnas y nocturnas

La razón es porque los muros de piedra mantienen el calor interno; pero si la temperatura exterior es extrema (frío invernal), se suele derrochar mucha energía, ya que se escapa el calor en dichos muros.

Lo más recomendable en estos casos, es acudir y colocar un revestimiento térmico interior para conseguir mayor hermetismo

La ventaja de esta estrategía, es que se logra un calentamiento en menor tiempo, se puede exhibir la piedra de los muros/paredes; aunque hay que prestar atención a los puentes térmicos y condensaciones.

  • Aislamiento del exterior 

Cuando se coloca un aislamiento exterior, se puede conservar la inercia térmica de los muros, puede ser muy ventajoso si es en una vivienda principal

Además de aprovechar mejor la energía solar para calentar el interior a través de las ventanas, o bien, mantener el ambiente fresco durante el verano.

Por otra parte, al evitar los puentes térmicos, es decir, esos puntos por donde se continúa transmitiendo calor (encuentro de muros con ventanas, cubiertas, etc), que además pueden causar humedad, en cuyo caso se puede optar por impermeabilizar los muros/paredes, para mantener la inercia térmica dentro de la edificación.

El mejor ejemplo para ilustrar este escenario, es el muro/pared trombe, y es una estructura con alta masa térmica orientada hacia el sol, de preferencia al sur en el hemisferio norte o viceversa.

Al ser un gran cristal especial, funciona como un invernadero que ayuda a calentar mucho más el muro/pared mientras lo hace impermeable y hermético, capaz de funcionar como un gran colector solar térmico.

Aislamiento como estrategia envolvente

El aislamiento se refiere a una forma de barrera del flujo de calor aplicada en las superficies opacas de la envolvente de un edificio

Es importante para preservar la temperatura deseada en el interior de la estancia, guardando el calor durante el frío y el frío en el verano

A través de un buen aislamiento se consigue un ambiente confortable, sin tener que recurrir a medios mecánicos de climatización.

  • Edificio sin aislante: se transfiere mucho el calor entre el interior y exterior, en consecuencia, demanda un gran consumo energético para alcanzar el confort, además de generar importantes emisiones al medio ambiente

  • Edificio con aislante: se reduce la transferencia de calor entre el interior/exterior, por ende, requiere menos consumo energético y no se generan emisiones dañinas mientras se disfruta de ambientes confortables.
Empresa distribuidora de laminas, aceros y perfiles monterrey (3)
  • Envolventes aislantes

El aislante sirve de impermeabilizante, elimina los posibles problemas de humedad y la condensación. Incluso, muchos materiales aislantes tienen propiedades acústicas. En general, el material impermeabilizante se coloca en toda la envolvente del edificio.

El aislamiento es más rentable colocarlo durante el proceso constructivo, debiendo aclarar al respecto, que buena parte de los materiales de construcción comunes ofrecen escaso nivel aislante

Mientras que otros, apenas requieren adicionar aislante, como los bloques huecos de hormigón ligero, poliestireno expandido en bloque hueco o en láminas, pacas de paja, entre otros.

3G Aceros distribuidores de aceros recubiertos (4)

Aislamiento en pisos 

El aislamiento en este tipo de superficies aplica para cualquier clima, pero en mayor medida en los fríos. Se aísla debajo de los pisos suspendidos en climas fríos, templados, por humedad, o en cálido/seco donde se usa aire acondicionado.  

Aislante en techos

La envolvente en edificios también aplica a los techos, donde por lo general tiene finalidad impermeabilizante, muy frecuente observar este tipo de revestimiento para aislar techos de terrazas en climas cálidos para reducir la ganancia en calor radiante.

El calor acumulado en las terrazas puede llegar a afectar también las condiciones del interior de la edificación. Para corregir este efecto, lo ideal es aislar las paredes exteriores a fin de reducir la transferencia de calor radiante, conducida y conectiva, con la intención de reflejar la energía solar.

Mientras que en climas muy fríos, se recurre a esta masa térmica del envolvente para ganar calor y conducirla al interior.

Aislante en muros 

El aislante en muros se instala en la cavidades internas de dichas paredes, marcos de poste y fuera de las paredes sólidas. Según el caso particular, el material aislante puede tener doble función, aislar y actuar como barrera del vapor, humedad, ruidos, etc.

En este sentido es necesario reiterar, que el aislamiento en los envolventes de edificios, reduce la transferencia de calor entre dos cuerpos. Por ejemplo, dos sistemas con temperaturas diferentes se ponen en contacto, como un sólido o fluido que contacta a otro cuerpo o su entorno.

En este caso, el proceso de transferencia de calor se mantiene hasta alcanzar el equilibrio térmico, es decir, hasta que ambos cuerpos tengan la misma temperatura.

3G Aceros distribuidores de aceros recubiertos

Puentes térmicos

Se conoce como puente térmico esa zona de la envolvente del edificio por donde se transmite el calor con mayor facilidad, con relación a las aledañas, cuyo resultado será una pérdida o ganancia de calor no deseable. Su mayor grado de ocurrencia es donde existe discontinuidad entre los materiales aislantes, o bien, donde un elemento constructivo atraviesa dicho aislante.

Es común observar este tipo de puentes térmicos en ventanas, puertas, techos, etc, a consecuencia de las uniones de los materiales, lo que requiere extremar las medidas al colocar materiales aislantes para evitar este problema. Recomendando además:

Puentes térmicos

Se conoce como puente térmico esa zona de la envolvente del edificio por donde se transmite el calor con mayor facilidad, con relación a las aledañas, cuyo resultado será una pérdida o ganancia de calor no deseable. Su mayor grado de ocurrencia es donde existe discontinuidad entre los materiales aislantes, o bien, donde un elemento constructivo atraviesa dicho aislante.

Es común observar este tipo de puentes térmicos en ventanas, puertas, techos, etc, a consecuencia de las uniones de los materiales, lo que requiere extremar las medidas al colocar materiales aislantes para evitar este problema. Recomendando además:

  • Evitar interrupciones en el proceso de instalación total o parcial de los aislantes en los envolventes.

  • Usar materiales o soluciones constructivas que tengan un comportamiento similar.

  • Cuidar los cambios de espesor entre el muro/paredes y aislantes de la envolvente. del edificio.

  • Evitar los puentes térmicos en puertas y ventanas, que ocurren debido al mayor coeficiente global de transmisión de calor de sus materiales y por los espesores menores.

  • Colocar cintas de poliestireno aislante mínimo de 12mm de espesor, con un valor     – R mínimo de 0,2 entre la estructura metálica y los revestimientos de la envolvente.

  • Instalar aislantes en la superficie interna/externa del elemento conductor.

  • Optar por cancelería de PVC o madera.

Hermeticidad

La hermeticidad no se debe confundir con el aislamiento térmico, aunque ambas propiedades son importantes en los envolventes del edificio, son independientes entre sí; pues, un buen aislamiento no siempre es hermético

Un caso ilustrativo puede ser la entrada de aire a través de un manto de fibra de madera, celulosa o de lana mineral, que son aislantes pero no herméticos.

Igualmente, un elemento hermético necesariamente, no actúa como aislante térmico, pues una lámina de metal es 100% hermética, y sin embargo, carece de efecto aislante.

De tal modo que para retener el calor o frío, además de aislantes debe colocarse algún material hermético para retener el ambiente bioclimático deseado.

  • Estrategía bioclimática a través de la hermeticidad

El nuevo modelo de la arquitectura bioclimática busca utilizar y optimizar el desempeño de los distintos materiales aislantes y herméticos para aprovechar mejor el frío o calor de la zona donde se construyen edificios. Por lo cual resulta una buena estrategía sellar las edificaciones para evitar las filtraciones de aire, como una forma simple pero efectiva.

Con pequeñas decisiones inteligentes se puede garantizar el confort mientras se reduce el costo por consumo de energía por concepto de calefacción o aire acondicionado, al tiempo de minimizar las emisiones de carbono hasta un 25%, lo que favorece el medio ambiente y se promueve el bienestar humano.

  • Formas de contribuir con un buen hermetismo en los envolventes 

La propiedad de hermeticidad se relaciona con los puentes térmicos, ya que las fugas o filtraciones tienen lugar principalmente donde existen puentes térmicos. debiendo en consecuencia tomar algunas medidas durante el proceso constructivo para evitar:

  • Ventanas y puertas selladas inadecuadamente.
  • Mal diseño o ausencia de esclusas.
  • Respiraderos sin sellar o mal sellados.
  • Domos y extractores.
  • Huecos en o alrededor de aislamientos en techos y perforaciones de plafones (como ductos de luz, tuberías y cableados).
  • Hoyos alrededor de envolventes de edificios como huecos en paredes debido a los enchufes, ductos, aires acondicionados, calentadores, contactos, etc.
  • Huecos en las uniones de los envolventes, como piso/pared, pared/plafón o techos.
  • Pisos mal instalados o con desajustes.
  • Implementar estrategías eficientes

Una excelente estrategia que se puede aplicar en las envolventes de edificios en climas altamente extremos, y evitar la pérdida de calor, es un buen diseño de esclusas o áreas de transición entre el interior/exterior, que adicionalmente puede reportar numerosas funciones, como son áreas de guardado, recepción, etc.

El objetivo es no perder el calor en el interior producto del frío o vientos al abrir una puerta exterior, cuya solución es ingresar primero a esta área o cuarto, y luego de cerrar la puerta que conecta al exterior, ingresar propiamente a la casa. 

Una estrategía que funciona también a la inversa, es decir, en zonas muy calientes donde se desea mantener el frío al interior.

Características de las envolventes del edificio según el clima

Las envolventes de edificios pueden tener algunas características predominantes atendiendo al clima de la zona donde se construya. Por lo tanto, una estrategía de arquitectura sostenible aplicada a techos, muros/paredes interiores/exteriores y losa de entrepiso pueden ser las siguientes:

Envolventes en clima cálido/húmedo

Diseñar y construir un edificio energéticamente eficiente, requiere considerar las dificultades climáticas o de consumo energético, con el fin de proponer soluciones eficientes y sustentables en los envolventes del edificio.

Por ejemplo para climas cálidos y húmedos, los techos, muros y losas deben tener las siguientes características:

Techo

En este tipo de envolvente de edificios se busca obtener una acción de baja intensidad y conductividad, por lo cual la estrategía sustentable sugerida es:

  • Se sugieren techos de poca densidad y conductividad térmica.

  • Colocar doble cubierta ventilada y aislamiento térmico, porque además de aislar la envolvente del sol, también se genera una ventilación de enfriamiento.

  • Acabado reflectivo en colores claros y textura lisa, a fin de evitar la ganancia de calor.

Muros/paredes exteriores

En este tipo de estructura de las envolventes no se recomienda la masa térmica, ya que en este tipo de clima cálido/húmedo hay baja variación de las temperaturas calientes, por lo cual se recomienda:

  • Optar por materiales de baja intensidad y conductividad.
  • Colocar aislantes térmicos.
  • Elegir acabados reflectivos con colores claros y lisos.

Muros/paredes interiores y losas de entrepiso

En tanto, en cuanto a la estrategia para abordar las necesidades de un adecuado sistema de envolvente en una edificación en climas cálidos/húmedos, la sugerencia en optar por:

  • Instalar envolventes con materiales ligeros.

Envolventes en clima cálido/seco

En este tipo de clima ya se observan otras condiciones que demandan el uso de otros materiales en los envolventes de edificios, como es la masa térmica, por ser la opción más favorable, debido a la variación del clima, especialmente en horas nocturnas:

Techos 

En vista de la variación del clima a lo largo del día, la estrategia de los envolventes de edificios debe ser acorde al calor durante el día y al frío nocturno. En términos generales, se recomienda:

  • Masa térmica.
  • Aislante térmico.
  • Acabado reflectivo en blanco o aluminio y textura lisa.

Muros/paredes exteriores

En cuanto a los muros o paredes al exterior de los envolventes en climas cálidos/secos  similar al anterior, por lo cual se sugieren las siguientes estrategías constructivas:

  • Masa térmica.
  • Cámara de aire.
  • Aislamiento térmico en las caras exteriores.
  • Acabado reflectivo en blanco o aluminio liso.

Muros/paredes interiores y losas de entrepiso

La estrategía a seguir para construir muros/paredes interiores y losas de entrepiso como elementos de la envolvente del edificio, se mantiene igual que los casos anteriores:

  • Agregar masa térmica.

Envolventes en clima templado 

En este tipo de clima predominan condiciones ambientales muy favorables y cómodas para la vida y el confort, por lo cual se puede permitir el uso todos los materiales propuestos anteriormente, es decir, masa térmica y materiales aislantes, pero de forma racional:

Techos 

Este tipo de clima admite muchas variables en los envolventes de techos, pudiendo optar por materiales térmicos y aislantes para promover el confort en el interior, dentro de los  cuales se pueden mencionar:

  • Masa térmica.
  • Aislamiento térmico.
  • Acabados exteriores reflectantes de mediana intensidad.

Muros/paredes exteriores

Igual que el caso anterior, las opciones son más versátiles, pudiendo optar por ladrillo por ejemplo. Se admiten envolventes de edificios para muros/paredes con las siguientes características:

  • Masa térmica de mampostería  pesada.
  • Aislamiento térmico de mediana intensidad.
  • Acabado exterior con reflectancia media con orientación al sur, este u oeste.

Muros/paredes interiores y losas de entrepiso

En vista de tratarse de un clima bastante confortable, se puede optar por postes de masa térmica, de tal modo que la envolvente del edificio aplicado a muros/paredes puede ser:

  •  Con o sin masa térmica, ya no es obligatorio su uso como en otros climas.

Envolventes en clima frío/húmedo 

En estos climas la estrategía adoptada si requiere extremar las medidas con masa térmica y materiales aislantes para promover el confort al interior de la estancia, por lo tanto, las sugerencias son:

Techos 

Este tipo de clima es más adverso, se deben buscar materiales altamente resistentes e impermeables en vista de la humedad predominante, dentro de las características de los materiales se pueden mencionar:

  • Masa térmica.
  • Aislamiento térmico.
  • Materiales impermeables y que resistan la humedad.
  • Acabados exteriores reflectantes de baja intensidad, colores oscuros como el terracota o tejas de barro. 

Muros/paredes exteriores

Dada las condiciones climáticas más adversas, la masa térmica y aislantes en una constante en las envolventes de edificios para muros/paredes exteriores, por lo tanto, la estrategia constructiva es la siguiente:

  • Masa térmica.
  • Aislamiento térmico de alta intensidad.
  • Materiales impermeables y resistentes a la humedad.
  • Acabado exterior con reflectancia baja en colores medios y textura rugosa.

Muros/paredes interiores y losas de entrepiso

Se mantienen las características señaladas en el punto anterior, ya que en este tipo de clima frío/húmedo la masa térmica no debe omitirse en ninguno de los envolventes de las edificaciones. Por lo cual, la estrategia apunta hacia:

  • Masa térmica dada las condiciones del clima.
  • Materiales impermeables y altamente resistentes a la humedad.

En conclusión, la envolvente del edificio no debe o no tiene porqué ser necesariamente un diseño decorativo, sino más bien, el resultado de un estudio riguroso en términos de comodidad y funcionamiento que promueva el bienestar

Además de ser una estructura edificio energéticamente eficiente y que encuadre con el nuevo modelo de arquitectura LEED.  

Crear ambientes eficientes más que atractivos, un sistema complejo, pensado para resolver problemas de seguridad, para intercambiar energía de forma inteligente, y no una piel que estanque humedades y condensaciones. 

Un edificio sustentable capaz de manejar los residuos, mantenimiento, durabilidad, construcción, estética y amigable con su entorno.

3G Aceros: estamos para apoyarte en tu diseño sustentable

3G Aceros apoya y promueve el nuevo modelo de edificaciones sustentables, por lo cual presentamos información relevante sobre el envolvente como estrategia de arquitectura sostenible, al tiempo de ofrecer las herramientas para impulsar construcciones  autosuficientes y amigables con el medio ambiente, para llevar el ahorro energético a su máxima expresión. 

Estamos en Monterrey, México, desde donde proveemos acero de alta calidad, en todo tipo de formatos especiales para proyectos estructurales resistentes, ligeros, con propiedades térmicas y aislantes, que contribuyen con el aprovechamiento de los recursos naturales disponibles en el entorno.

Y lo mejor, el acero que fabricamos en 3G Aceros es 100% reciclable, una tendencia en auge muy usado por el modelo de edificaciones sustentables. Y si necesitas piezas o elementos con medidas especiales lo fabricamos, estamos para servir a nuestros clientes y satisfacer tus necesidades y la de tu proyecto constructivo.

Nuestro acero cumple rigurosamente todas las normativas y certificaciones nacionales e internacionales aplicables al proceso de fabricación. Siendo ideales para diseñar y construir edificios verdes o sustentables, además de ofrecer precios directos a nuestros clientes sin intermediarios, son los más competitivos de toda la industria en México.

3G Aceros distribuidores de aceros recubiertos

Visita 3G Aceros a través de nuestros portales físico y digital, donde encontrarás una capacidad instalada para obtener respuestas inmediatas sobre cualquier tipo de elemento que busques para los envolventes de edificios (desde vigas, perfiles largos y cortos, losacero, galvateja, láminas multipanel, multytecho, rollo, cinta y hoja lisa, todo tipo de accesorios, entre otros materiales de acero certificado de alta calidad.

Resumen
Arquitectura sostenible: La envolvente con mayor eficiencia energética
Nombre del artículo
Arquitectura sostenible: La envolvente con mayor eficiencia energética
Descripción
La envolvente del edificio: Descubre porque su diseño y construcción son fundamentales para la eficiencia energética y el confort térmico de los edificios.
Autor
Publisher Name
3G Aceros
Publisher Logo